Te voy a hablar del más mejor. Respetando siempre gustos y colores, mi recomendación es el de silicona elástica, por lo que no hay que preocuparse del grosor del pene, que tenga dispositivo de vibración, ya que estamos, y que sea reutilizable.


¿PERO QUE ES EL ANILLO VIBRADOR?

Este anillo vibrador tiene dos partes, por una parte, encontramos la bala vibradora, y por otra, el envoltorio de silicona que la cubre. Este envoltorio consta del anillo, el cual es totalmente flexible, donde se introducirá el pene, y arriba, un “conejo” vibrador, con sus orejitas.

¿PARA QUE SIRVE?

Está pensado para las relaciones sexuales con penetración. En el momento que hay una erección, se coloca y hace que la sangre del pene se acumule mientras el anillo está puesto, manteniendo la erección. Cada parte del anillo tiene su función: El anillo: Se coloca el pene dentro del anillo, se baja hasta donde quieras, y ¡Listo! También se puede colocar justo detrás del glande potenciando así las sensaciones. El anillo tiene que hacer presión en el pene, pero sin molestar ni doler. El conejo: Al introducir el pene hasta el fondo, de la vagina o del ano, si el anillo está colocado en la base del pene, durante el coito, y si la bala esta encendida, el conejo al entrar en contacto con el clítoris proporciona placer doble, penetración, más vibración en el clítoris. Un pasote. Y si se coloca al revés, estimula el perineo. O según como te coloques.


PRECAUCIONES DE USO

El anillo del pene consiste en cortar la circulación sanguínea por eso es IMPORTANTISIMO no utilizarlo más de media hora seguida. Es recomendable recortar el vello púbico para que no se enrede el pelo en el anillo. Utilizar lubricantes para que sea más cómodo quitarlo.